Semana Santa en San Miguel de Allende, Guanajuato

Desde chico tengo la idea de salir y conocer cada rincón de nuestro hermoso México. Lamentablemente, nunca tuve los recursos o el apoyo para hacerlo, pero en esta primer mitad del 2015 decidí comenzar a perseguir ese sueño. Quizá no sea muy acaudalado, pero por fortuna tengo un trabajo que además de apasionarme, me permite salir adelante. Sin ataduras que me detengan, decidí cumplir esa meta un paso a la vez. Intentaré visitar uno o dos lugares por mes viajando con mi mochila al hombro (dependiendo de la cantidad de trabajo y mi economía personal). Quizá tarde mucho en conseguirlo, pero vamos, tengo toda una vida para lograrlo.

Aproveche el puente por Semana Santa, y decidí lanzarme a la aventura junto con Pamela. Fue una decisión de ultimo momento. Seleccionamos el lugar llegando a la terminal de autobuses.

Al llegar al Pueblo Mágico experimente una sensación de alegría inmensa. El lugar estaba lleno de turistas y locales, todos conviviendo armoniosamente. No se sentían malas vibras por ningún lado. Naturalmente lo primero que hice fue tomar una fotografía del panorama. Después, nos pusimos a buscar alojamiento. Encontramos un Hostal llamado Punto79, que la verdad recomiendo de sobre manera. Esta ubicado a dos cuadras de la catedral.

Dentro del hostal la atención fue excelente. El personal encargado cuida que no entren personas ajenas al lugar y se la pasan al pendiente de las habitaciones. Recuerdo que Pamela se quedo sin batería en el celular, y no llevábamos cargador. Le comentamos a la chica de recepción, y amablemente se dio a la tarea de conseguirnos un cable. Mientras nosotros salíamos a conocer la zona y visitar el famoso mercado de artesanías, el personal del hostal resguardo el teléfono. Se ganaron mi entera confianza y gratitud.

El segundo día de nuestra estancia hicimos el recorrido de las 7 iglesias del pueblo. La arquitectura de cada una de ellas es espectacular. Verdaderamente hermosa. Religioso o no, te recomiendo ampliamente visitarlas todas. Posteriormente partimos en busca de los edificios más históricos, aquellos donde nacieron o se reunieron los personajes de la independencia. Después de esto nos toco presenciar el Vía Crucis del pueblo, ¡un verdadero espectáculo! Fue una muy grata tarde, sobre todo por el delicioso clima de la región.

Al caer la noche decidimos relajarnos en el parque central. Compramos un elote de la zona, y contemplamos a las familias pasear. Llegando al hostal conocimos a Johana, una viajera de Alemania. Esta chica recorrió Guatemala por completo, y decidió dedicar un par de meses a México antes de regresar a su país natal.

En nuestro ultimo día de estancia decidimos recorrer el centro una vez más. Compramos algunos recuerdos, y regresamos por las mochilas. Antes de partir con dirección a la central de autobuses, decidimos subir al mirador para despedirnos apropiadamente de ese mágico lugar. Despedirnos de la aventura vivida y de los nuevos amigos.

En la cima la vista es espectacular. Puedes ver prácticamente todo el pueblo, y las personas que trabajan en la zona son muy amables con los viajeros. Allá arriba conocimos a un pequeño muy servicial, el intenta ayudar a los turistas con información sobre el lugar, fotografías o recomendaciones para visitar. Intenta dejarle propina, y te regañará.

Antes de partir visitamos un mercado de artesanías conocido como “El Mirador”, y dimos un breve suspiro antes de decir adiós. Le doy gracias a la vida por permitirme vivir esa grata experiencia, y espero me deje disfrutar muchas más.

Gracias por todo San Miguel de Allende, Guanajuato.

Te comparto algunas fotos:

Si te latió, compártelo :-)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page
The following two tabs change content below.

ArturoDiazLM

Publicist/Copywriter. Gamer level 24 (use with Joystick Controller). PSN ID: arturodiazlm

Comentarios